Facultad de Enfermería

 Título que otorga la UAQ: Licenciado en Fisioterapia 

Fecha de creación de la Carrera: 26 de junio 2008
Fecha de última actualización: 30 de junio 2016
Plan curricular: LFT16
Duración de la carrera: 5 años/10 semestres
Total de créditos: 414
Proceso de selección: Semestral (Ver convocatoria  Portal UAQ)
Periodo de Ingreso: Enero - Julio

 

 ¿Qué es un Licenciado en Fisioterapia?

 Es el profesional de la salud que se encarga del estudio y manejo del movimiento corporal humano como elemento esencial de la salud y bienestar de la persona a través de la ciencia. Provee servicios a individuos o poblaciones con el objetivo de mantener y/o restaurar el movimiento del cuerpo humano y la funcionalidad cuando estos son afectados por el envejecimiento, lesiones, enfermedades, desordenes (disfunciones) y por condiciones o factores ambientales. La intervención del fisioterapeuta se realiza a través de la prevención, promoción de la salud, tratamiento, habilitación y rehabilitación (WCPT 2013).

 

 Objeto de estudio:

El fisioterapeuta atiende al individuo, familia y comunidad que se refiera a la identificación, mantenimiento, recuperación y maximización de su potencial de movimiento para mantener la salud, esto a través de:

    • Un examen y evaluación integral del paciente o de las necesidades de un grupo de clientes.
    • La evaluación de los resultados del examen y evaluación para hacer juicios clínicos en relación con los pacientes.
    • Formula un diagnóstico, pronóstico y plan de intervención específico e individualizado.
    • Proporciona consulta basada en su experiencia y determinar cuándo los pacientes necesitan ser referidos a otro profesional de la salud.
    • Implementa un programa de intervención física terapeuta o tratamiento.
    • Determina y analiza los resultados de las intervenciones.
    • Hace recomendaciones para el auto-cuidado.

 

El alcance de la práctica del fisioterapeuta es dinámico y sensible a  las necesidades de salud de las personas y de la sociedad; con el desarrollo de los conocimientos y los avances tecnológicos, se requiere una revisión periódica para asegurar que el alcance de la práctica refleja la última base de evidencias y sigue siendo coherente con las necesidades de salud actuales. La investigación está continuamente proporcionando nueva evidencia sobre la que se construirá la práctica futura. En ninguna parte es esto más evidente que en nuestra comprensión del movimiento humano, que es fundamental para las habilidades y conocimientos del fisioterapeuta.